Super Mercado

A la cancha 30 de marzo de 2016
En un desbordante Mario Alberto Kempes, Argentina le ganó a Bolivia 2-0 en un partido en el que no hubo equivalencias. Todo del local, nada de la visita.
mercado_festejo_argentina

El primer tiempo fue 100% argentino, arrancó con un Higuaín en “modo Napoli”, un Di María encendido y el pelotazo al travesaño de Banega.

A los 19, el jugador de River, Gabriel Mercado, resultó ser quien abría el marcador. La jugada la inició Messi, como todo el mundo espera. El Pipita recibió el esférico e intentó definir por arriba, pero cuando la pelota estaba por ingresar la devolvieron. Pero el destino quiso que le quede nuevamente en sus pies. Ahí, vio a Mercado que entraba por el medio. El 1-0 quebró esa resistencia sin ideas de Bolivia. 10 minutos después llegó un penal totalmente injustificado, inventado, que sancionó el juez Valenzuela por una supuesta falta a Banega. Fue Messi el que cazó su gol 50 en la Selección, tras un tiro ejecutado a media altura.

El segundo tiempo pareció sobrar. Argentina consumó una victoria que tuvo otra vez como eje a Lionel Messi. Es el que hace jugar, el que distribuye, el que se hace dueño. Y al que hay que hacerlo dueño siempre, siempre.