El proceso humano

Mirando pa' dentro 27 de marzo de 2017 Por Alejandra Vittar
24 de marzo, Día de la Memoria. Alejandra Vittar nos invita a reflexionar, en esta fecha tan dolorosa, a partir de la "Carta a mis amigos", de Silo: ¿Hacia dónde va el ser humano? ¿Cuál va a ser nuestro futuro como humanidad?
mayo1999a_g

Se conmemoró el 24 de Marzo: Día de la Memoria. Miles de personas en las calles, recordando a los 30.000 desaparecidos  y el genocidio perpetrado por la Junta Militar. Viendo el informativo veo también que en Israel interrogaban a un niño palestino de tan solo 8 años que buscaba  un juguete y querían que delate a otros niños que no conocía. Y ni qué decir de los 250 africanos ahogados que se sumaron a las listas de los miles de muertos en el Mediterráneo, mientras los ordenados europeos miran para otro lado.

Y pienso y me pregunto, como muchos de ustedes, ¿hacia dónde va el ser humano?  ¿Cuál va a ser nuestro futuro como humanidad? Y busco y leo, porque quiero compartir con ustedes algo que nos abra el futuro, que no nos resienta y enferme. Y encuentro un pequeño escrito en Carta a mis amigos, de Silo (Cuarta Carta, cap IX).

"Necesariamente aquéllos que han reducido la humanidad de otros, han provocado, con eso, nuevo dolor y sufrimiento, reiniciándose en la sociedad la antigua lucha contra la adversidad natural, pero ahora entre aquéllos que quieren 'naturalizar' a otros, a la sociedad y a la Historia y, por otra parte, los oprimidos que necesitan humanizarse humanizando al mundo.

Por esto, humanizar es salir de la objetivación, para afirmar la intencionalidad de todo ser humano y el primado del futuro sobre la situación actual. Es la imagen y representación de un futuro posible y mejor lo que permite la modificación del presente y lo que posibilita toda revolución y todo cambio.

Por consiguiente, no basta con la presión de condiciones oprimentes para que se ponga en marcha el cambio, sino que es necesario advertir que tal cambio es posible y depende de la acción humana. Esta lucha no es entre fuerzas mecánicas, no es un reflejo natural, es una lucha entre intenciones humanas. Y esto es, precisamente, lo que nos permite hablar de opresores y oprimidos, de justos e injustos, de héroes y cobardes. Es lo único que permite practicar con sentido la solidaridad social y el compromiso con la liberación de los discriminados, sean éstos mayorías o minorías.

En cuanto al sentido de los actos humanos, no creo que se trate de convulsiones sin significado, ni de 'pasiones inútiles' que concluyan en el absurdo de la disolución. Creo que el destino de la humanidad está orientado por la intención que, haciéndose cada vez más consciente en los pueblos, se abre paso en dirección a una nación humana universal".

De lo comentado anteriormente surge con evidencia que la existencia humana no comienza y termina en un círculo vicioso de encerramiento, y que una vida que aspire a la coherencia, debe abrirse ampliando su influencia hacia personas y ámbitos, promoviendo no solamente una concepción o unas ideas, sino acciones precisas que amplíen crecientemente la libertad.

Reciban con ésta, un gran saludo.

Silo,19 de diciembre de 1991.

 

Cuando la intencionalidad de los individuos y los pueblos muestren verdadero compromiso con el cambio mundial y con la libertad , el ser humano habrá dado el gran salto. ¡Ojalá podamos ver ese día! Mientras tanto, aprendamos de la fortaleza e intencionalidad de nuestras madres y abuelas de Plaza de Mayo.

Te puede interesar