Irá a Juicio por abusar de sus nietas

Policiales y Judiciales 06 de julio de 2020
El fiscal penal 2 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Rodrigo González Miralpeix, ante el Juzgado de Garantías 3, dispuso que el hombre de 70 años sea enjuiciado por abuso de las menores
abuso menores
Abuelo Abusa

El acusado fue imputado por los delitos de exhibiciones obscenas agravadas, abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo, abuso sexual gravemente ultrajante por su duración y circunstancias de realización agravado por el vínculo y corrupción de menores agravada por el vínculo, todo en concurso real, en perjuicio de dos menores.

La denuncia fue radicada por el padre de las menores el 19 de junio de 2019 en representación de sus dos hijas, en ese momento de 12 y 16 años, luego de que la más pequeña pudiera contarle lo sucedido.

Ambas víctimas relataron que cuando visitaban a su abuelo en su domicilio ubicado en zona oeste de la Ciudad de Salta, desde que tenían 6 o 7 años una, y 10 la otra, el acusado se masturbaba delante de ellas o se bajaba los pantalones mientras les hacía bromas.

Surge del requerimiento que el acusado avanzó en su ataque sexual, ya que además de los actos exhibicionistas, accedió carnalmente en distintas oportunidades a sus nietas cuando ambas tuvieron entre 10 y 11 años, por lo que atentó severamente contra la libertad y dignidad sexual de las damnificadas.

El fiscal añadió las innumerables oportunidades en las que el acusado sometió a tocamientos a las menores, al menos hasta que una de ellas alcanzó los 16 años.

Y sostuvo que mediante conductas corruptoras, el acusado pretendió alterar el desarrollo normal de la sexualidad de las menores, con la potencialidad de afectar su integridad psicofísica, lo que fue comprobado al advertir el relato de las niñas en circuito cerrado de televisión, de sus amigas, y el contenido del informe psicológico realizado, mediante la ejecución de severos ataques a su sexualidad y ofreciéndoles dinero o golosinas para que no contaran nada.

Los hechos descriptos fueron corroborados, fundamentalmente, con la declaración de ambas víctimas, quienes relataron los aberrantes actos al que fueron sometidas desde los 6 o 7 años por su propio abuelo, lo que resultó coincidente con lo que previamente manifestaron a sus amigas y luego a su entorno familiar.

El fiscal agregó la evidencia médica existente que en una de las menores, confirmó lesiones en la región genital.

Fuente: Nuevo Diario

Te puede interesar