Concejales quieren traer las ferias itinerantes a Salta

Legislativas 19 de noviembre de 2020 Por El Diablito del Concejo
La propuesta ofrecerá artículos de primera necesidad y bienes de consumo a valores fijados por Precios Cuidados. Se espera la respuesta del Ejecutivo.
ferias itinerantes

Salta podrá contar con ferias itinerantes de abastecimiento en diversos barrios de la ciudad. Así lo estableció el Concejo Deliberante capitalino en la tarde de ayer, tras la sanción de un proyecto de ordenanza de la legisladora Laura García.

La iniciativa propone la instalación de stands móviles, con rotación mensual, en los puntos más alejados del centro de la ciudad. Los vecinos podrán adquirir bienes de consumo y artículos de primera necesidad, tales como frutas, verduras, lácteos, carnes y productos de limpieza. Los precios serán accesibles y mantendrán como referencia y tope, el valor fijado por el programa de Precios Cuidados para la región NOA.

En la sesión de ayer también fueron aprobados otros dos importantes proyectos de ordenanza. El primero de ellos, relacionado al área de tránsito, dispone la diagramación de un cuadrante en el centro salteño, que se denominará “Zona calma”, en el cual los vehículos no podrán circular a más de 30 km por hora. El segundo proyecto, en tanto, equipara la cantidad de horas de los turnos matutino y vespertino, para los permisionarios de Estacionamiento medido.

Qué pasa que no vendo

“Estas ferias se están realizando en distintas ciudades del país, con muchísimo éxito”, comentó la concejala Laura García, al momento de referirse a su iniciativa. La legisladora del Frente de Todos también explicó que en estos espacios “se le ofrecen a los vecinos productos de calidad y a bajo costo”, con la ventaja de “no tener que desplazarse hacia los centros comerciales”. Finalmente y, tras pedir el acompañamiento de sus pares con el voto positivo, García concluyó: “Sería algo innovador para la ciudad de Salta tener estas ferias”.

Según el texto de la normativa, “en las ferias itinerantes se instalarán stands pertenecientes a los establecimientos locales”, que distribuyan o vendan productos fruti-hortícolas, lácteos, carnes y artículos de limpieza. A estos fines, “se abrirá un Registro para la inscripción de comercios o cadenas que quieran participar” de las ferias barriales.

El proyecto había llegado al recinto con dos dictámenes. La comisión de Servicios Públicos aconsejaba aprobarlo tal como había sido presentado por la autora. En cambio, la comisión de Legislación General, proponía aprobar un proyecto de Declaración de anhelo, mediante el cual el cuerpo legislativo “vería con agrado” que el Municipio llevara a cabo estas ferias itinerantes.

Fue justamente la presidenta de Legislación General, Frida Fonseca, quien justificó el segundo dictamen: “El temor era que estas ferias permitieran el ingreso de comerciantes con más espalda económica al barrio y que estos pudieran perjudicar a los pequeños comerciantes locales”, indicó. Sin embargo, luego de mencionar los beneficios que también traerían estas ferias a los vecinos, la concejala del bloque Salta tiene Futuro manifestó que acompañaría el proyecto original.

Asimismo, Fonseca advirtió que, si bien algunos funcionarios municipales se habían mostrado de acuerdo con el espíritu de la iniciativa, también “habían planteado objeciones en relación a la infraestructura para poder llevar adelante una feria de esa naturaleza, que requiere cadena de frío y camiones para trasladar carne, heladeras y demás”.

Por último y quizás vislumbrando un nuevo desentendimiento con el gobierno comunal, Fonseca expresó: “Es una política pública que el Ejecutivo deberá decidir si la quiere llevar adelante o no”. Según fuentes del Concejo Deliberante, precisamente, el proyecto no sería viable para el Ejecutivo.

Tan calma que enamora

Por iniciativa de la concejala Rosa Herrera, fue aprobada la ordenanza que crea la “Zona Calma” en el centro de la ciudad. Se trata de un cuadrante en el cual los vehículos no podrán circular a más de 30 km por hora.

El mismo estará delimitado por las avenidas: San Martín (al sur); Jujuy / Sarmiento (al oeste); Belgrano (al norte); y Bicentenario de la Batalla de Salta / Hipólito Yrigoyen (al este). Vale aclarar que la normativa no modifica la velocidad máxima de circulación en estas arterias principales. En consecuencia, la misma continuará siendo 60 km por hora.

El proyecto de Herrera también establece que la calle Alvarado, desde Hipólito Yrigoyen hasta Jujuy, será incluida dentro de las ya conocidas “calles de convivencia”, en las cuales la velocidad de circulación no puede superar los 20 km por hora (Ordenanza 15.659).

“Este proyecto nace a partir de las ciclovías”, explicó Herrera durante su alocución; y luego continuó: “Ya existen en nuestro micro centro y debemos adaptarnos a esa realidad”. Después de hacer un recorrido por los puntos principales del proyecto y mencionar que estas disposiciones ya existen en otras ciudades del país, la concejala del Partido Propuesta Salteña, vaticinó: “Tengo el convencimiento que todas las ciudades van hacia zonas calmas”.

Sin filtros… fotográficos

La que no pareció entrar en la Zona Calma fue la concejala Laura García, por lo menos al principio de la sesión. Una vez más, en el tramo de manifestaciones, se despachó con fuertes críticas hacia la gestión comunal. El foco estuvo puesto en la obra pública, pero no sólo el de su relato, sino también, aparentemente, el de su cámara fotográfica.

En efecto, la concejala exhibió al menos unas veinte fotografías de gran tamaño, en las cuales daba cuenta de varias imperfecciones sobre distintos tramos de las ciclovías de Av. Belgrano y calle Alvarado, así como de algunas rampas de accesibilidad.

“A mí me da vergüenza ajena lo que estoy mostrando”, disparó García. La legisladora también se lamentó diciendo: “Son los vecinos los que pagaron las obras. Deberían pedirles disculpas por esto”.

Visiblemente ofuscada, la concejala apuntó a la intendenta Bettina Romero: “Se está desentendiendo de temas que debe ocuparse y nunca apareció para dar la cara”. Finalmente, le dijo “Usted necesita urgentemente un baño de realidad, señora!”.

Enseguida el edil Jorge Altamirano salió al cruce: “Cuatro o cinco fotitos de la ciclovía no reflejan toda la tarea municipal”, dijo y enumeró distintas intervenciones del Ejecutivo en los barrios, así como algunos de los principales programas que el gobierno comunal viene llevando adelante.

Te puede interesar