Los extranjeros con antecedentes podrán ingresar al país

Nacionales 05 de marzo de 2021
Por inconstitucional y violatorio de los derechos humanos, el Gobierno Nacional derogó el decreto migratorio del macrismo

El gobierno nacional derogó por inconstitucional el decreto de necesidad y urgencia 70/2017 del ex presidente Mauricio Macri que permitía la deportación de inmigrantes con causas judiciales pendientes sin brindarle las mínimas garantías del debido proceso ni el derecho a la defensa.

Su derogación quedó fue oficializada a través del decreto 128/2021 firmado por el presidente Alberto Fernández, que entre sus considerandos destaca que la los cambios a la Ley de Migraciones (25.871) impulsada por el gobierno anterior eran “irreconciliables con la Constitución Nacional y con el sistema internacional de protección de los derechos humanos".

La norma puesta en marcha por el gobierno de Juntos por el Cambio había sido largamente cuestionada por organizaciones de derechos humanos y de las Naciones Unidas (ONU), que le habían pedido al Estado argentino dar marcha atrás con ella por tratarse de un retroceso en materia de política migratoria.

En solo dos años de vigencia, el gobierno macrista expulsó del país a 3 mil inmigrantes y limitó el ingreso a la Argentina de muchos más que contaban con antecedentes penales. Estas medidas habían sido tomadas en clara sintonía con la política restrictiva de la entonces ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Celebración del INADI

A través de sus redes sociales, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo manifestó: "Desde el INADI celebramos la derogación del Decreto 70/17, discriminatorio de las garantías constitucionales argentinas y los derechos internacionales de les inmigrantes".
Al tiempo que se añadió:  "Una norma que las organizaciones caracterizaban de "xenófobo" e "inconstitucional", ya que permitía la deportación de inmigrantes con causas judiciales pendientes, sin brindarles las mínimas garantías del debido proceso ni el derecho a la defensa, entre otras opciones que plantean los paradigmas no punitivistas y respetuosos de los estándares de derechos humanos. El Decreto sancionado durante el macrismo no mejoró los índices que prometía y sólo permitió injusticias, familias separadas, mujeres expulsadas por delitos menores y discriminación".


  Gracias a la lucha de esas organizaciones y a la decisión del Gobierno nacional, hoy la Argentina vuelve a estar en el paradigma de protección de los derechos de les migrantes, a favor de la integración, la solidaridad y el respeto a todas las personas que eligen migrar a nuestro país.

Te puede interesar