Pablo López trató de "usurpadores" a sus ex compañeros

Salta 10 de mayo de 2021
Si bien el cronograma electoral marca como límite el 15 de mayo para la presentación de listas, el ex diputado nacional salió a marcar la cancha y a deslegitimizar a "la otra izquierda". Por su parte, Del pla trató a ése espacio de sectario.

“Estamos conformando el Frente de Izquierda que es lo que el Partido Obrero a nivel nacional viene impulsando hace más de una década. Este grupo usurpador ha tomado una política ajena a lo que el PO lleva a nivel nacional”, manifestó Pablo López tras la presentación de los frentes electorales.

Cabe recordar que días antes de la presentación de los frentes se reunió el congreso provincial del PO, para analizar la apelación que plantearon Claudio del Plá, Cristina Foffani y Pablo López contra la decisión del Tribunal de Disciplina que ordenó la desafiliación de los tres, debido a que conformaron otra organización partidaria, el FUT, durante las elecciones del 2019.  Según se informó, el Congreso rechazó la apelación y por lo tanto ratificó lo dispuesto por el Tribunal de Disciplina, al considerar que los desafiliados no refutaron el principal elemento en la denuncia que es la conformación del FUT. 

“Hace dos años, un grupo comandado por Jorge Altamira a nivel nacional y aquí por Gabriela Jorge y Violeta Gil, decidieron separarse del Partido Obrero y armar otra organización, en Salta procedieron a usurpar nuestra personería jurídica y nuestro nombre", relató ofuscado López.

Por su parte, el diputado provincial Claudio del Plá rememoró que tras la división que se dio en 2019 (cuando la posición de Altamira obtuvo solo un 20% de los votos), ese sector pretendía quedarse dentro del partido “pero como un partido aparte, con su propio periódico, su dirección y otra orientación política, algo que no se les permitió". “Ellos se están legalizando en otras provincias con otro nombre”, dijo en relación a la otra fracción liderada principalmente por Violeta Gil, Gabriela Jorge y Julio Quintana.

"En Salta - señaló- ese mismo sector se quedó con la personería por una cuestión fortuita, pero la realidad es que no pertenecen a nuestro espacio y están fuera del frente sindical y del piquetero”.

“Es una política de secta”, agregó finalmente.

 

Te puede interesar