Vuelve a la cárcel

Policiales y Judiciales 16 de junio de 2021
Rechazan la prisión domiciliaria de Pablo Rangeón. El juez que entiende en la causa declaró la nulidad de la resolución que le había concedido el beneficio del arresto en su casa
Rangeon
En la audiencia celebrada el miércoles 31 de marzo, Rangeón se abstuvo de declarar.

Luciano Martini, juez de la Sala I del Tribunal de Impugnación, hizo lugar a un recurso de apelación y ordenó la inmediata detención de Pablo Marcelo Rangeón. Cabe recordar que el productor de modas salteño acusado por delitos de abuso sexual, pese al malestar social, desde hace un par de semanas había sido beneficiado con la prisión domiciliaria.

Para ello el magistrado declaró la nulidad de la resolución que le había concedido el beneficio del arresto en su casa con el sistema de control por monitoreo electrónico. Rangeón está imputado provisoriamente por el delito de abuso sexual con acceso carnal continuado.

Los fundamentos de la resolución se basan en el número y el tenor de las denuncias en su contra.

En el escrito el vocal de la Sala de Impugnación refiere sobre la domiciliaria que recibió el imputado: “El beneficio otorgado a Rangeón, siempre en este estadio procesal y sin perjuicio de lo que arroje la investigación, resulta inadmisible y debe ser objeto de corrección, mediante el libramiento de la concreta orden de detención, que restablezca el ‘status quo’ de las cosas en los términos de los artículos 386 y cc del CPP”.

El argumento

La apelación del caso Rangeón había sido planteada por el fiscal penal 2 de la UDIS, Rodrigo González Miralpeix, contra la resolución que le concedió el beneficio al imputado invocando el artículo 388 del Código Procesal Penal.

El juez Martini al resolver recordó que la prisión preventiva de Rangeón le fue impuesta originalmente a la luz de la primera imputación. Pero a aquella primera denuncia se le agregaron otras seis, todas de mujeres que formaban parte de la empresa de Rangeón, quienes relataron circunstancias similares a la de la primera denuncia “y que, en definitiva, ponen en conocimiento de la autoridad, que han sufrido ataques a su integridad y libertad sexual, de distintas magnitudes, pero siempre en un mismo marco”.

“Existió -dijo el juez- contradicción al momento de disponer el arresto domiciliario de Rangeón, porque si la situación de una víctima fundamentaba la imposición de la prisión preventiva, frente a la lógica y el sistema jurídico argentino no se explica ni se entiende cómo la situación de seis ofendidas puede configurar o dar lugar a elementos nuevos que ‘beneficien’ la situación del imputado”. 

Te puede interesar