45% este año en barrios salteños

Salta 19 de octubre de 2021
En septiembre el precio de la mercadería subió un 13%, según un relevamiento local.
almacen-barriojpg

El poder adquisitivo sigue cayendo, con un impacto que se percibe principalmente en los sectores de una economía informal que engloba a los que trabajan de manera independiente y los asalariados no registrados. Con un incremento de 12% en el rubro almacén para septiembre y 45% en lo que va del año, según un relevamiento local, en los barrios de la ciudad ganan protagonismo segundas y terceras marcas.

A pesar de que muchas familias recuperaron algunas de las fuentes de ingreso que habían perdido por las cuarentenas, siguen enfrentando una realidad crítica. "Frente a una inflación que es muy alta, se pierde mucho del poder adquisitivo. A eso lo vemos reflejado en la cantidad de ollas populares y merenderos que hay en la ciudad", dijo Federico Maigua, titular del Isepci en Salta.

El Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci) difundió que, en 12 meses, el precio de la canasta básica de alimentos (CBA) en la capital salteña tuvo un incremento del 52% y la canasta básica total (CBT) del 47%.

A nivel nacional, las estadísticas oficiales del Indec aseguran que la inflación general de septiembre fue del 3,5%. En el NOA la cifra estuvo levemente por abajo según esa medición: el 2,4%. Pero los cálculos del organismo estatal quedan lejanos de la realidad de los barrios, donde cada nueva suba es un golpe más para un bolsillo que está al límite.

El último estudio del Isepci, al que accedió El Tribuno, apunta que para no caer en la pobreza una familia tipo en Salta -compuesta por dos adultos y dos menores de edad- necesitó como mínimo $67.060 el mes pasado para cubrir los gastos de alimentación y servicios elementales. En tanto, solo para comprar los alimentos más básicos, la misma familia tuvo que erogar $28.295 el mes pasado. Con respecto al precio de agosto representa un aumento del 7% en la CBA y un 6% en la CBT.

La carne venía teniendo un aumento sostenido durante todo el año y en septiembre aumentó un 1%. El rubro almacén fue el que más aumentó, con un 12% en septiembre y también lidera el incremento acumulado anual, ya que tuvo una suba del 45%, mientras que el rubro carnicería, un 40%.

En una comparación interanual, en tanto, la carne y el pollo fueron los productos que más aumentaron en los últimos 12 meses con un encarecimiento del 80% y 100%, respectivamente.

"Son números altos, pero lo más alto es lo acumulado ya que la canasta básica de alimentos desde enero a septiembre tuvo un aumento del 32% y la canasta básica total un 29%. Si seguimos este ritmo, es probable que en diciembre tengamos una inflación acumulada arriba del 45%. Esto va a estar muy por encima de la meta inflacionaria (del 29 %) que había establecido el Gobierno nacional", expresó Maigua.

"Lo que nosotros vemos en los mercados barriales es que cuando se hace la reposición de mercadería se están cambiando las marcas. Muchos almacenes, sobre todo en los sectores más humildes, hay un cambio de mercadería por segundas y terceras marcas. Antes no se veían en el mercado y han aparecido ahora con un precio mucho más bajo", destacó Federico Maigua.

El director del Isepci explicó que se trata de una herramienta del almacenero para no cerrar. Consideró que si bien hay una apertura de casi todas las actividades económicas a pleno, eso no repercutió en los ingresos de los trabajadores del sector informal. Muchos hogares siguen sin recuperarse y necesitan los merenderos o comedores.

"Eso también se ve reflejado en la caída de consumo en los almacenes, entonces lo que hace el almacenero es ir buscando otras marcas porque las que vendía habitualmente tienen un ritmo inflacionario superior y a la gente no le alcanza", explicó.

Te puede interesar