El endeudamiento fue también tema de polémica en el Concejo

Legislativas 02 de junio de 2016
En la sesión de ayer, los ediles expusieron sus puntos de vista respecto al proyecto que cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados de la provincia.
foffani

Una vez más, el Concejo Deliberante de la ciudad de Salta fue la caja de resonancia de lo que ocurrió esta semana en la provincia. Así, en la sesión de ayer, los ediles se refirieron al proyecto de ley del Poder Ejecutivo provincial, que contempla la toma de crédito para la realización de obra pública y que fue debatido el martes en la cámara baja de la Legislatura.

Fue en el momento de manifestaciones de la reunión de ayer, cuando se suscitó un contrapunto entre el bloque del Partido Obrero y el del Partido Justicialista. Cristina Foffani (PO) sostuvo que el endeudamiento no es más que "el inicio de una hipoteca de la provincia" y aseguró que la misma "está quebrada". Por otro lado y, en referencia a uno de los argumentos esgrimidos por el oficialismo provincial para justificar el proyecto, afirmó que "la famosa inserción en el mundo, ha sido una gran nube de humo".

En respuesta a ello, Gustavo Serralta (PJ) aclaró que "el nivel de endeudamiento actual es del 17% y, con el proyecto, llegaríamos a un 40%, cuando lo permitido por ley es un 70%". En este sentido, aseguró que "lejos estamos de ser una provincia quebrada y lejos estamos de hipotecar el futuro" ya que "si habláramos de una provincia quebrada, no podríamos colocar bonos".

Serralta agregó que en el proyecto "está contemplado el uso de los fondos para la realización de obras públicas, adquisición de bienes preexistentes, maquinarias y equipos".

Mirta Hauchana (PO), por su parte, insistió en que el proyecto en debate "es un hipotecamiento que pagarán los trabajadores", y justificó sus dichos citando casos similares en los que, disparó, "no hemos visto ni a Urtubey, ni a Sáenz, ni a Macri cobrar impuestos a los grandes contribuyentes para obtener recursos para realizar obras". Finalmente, Hauchana concluyó que "podemos desconfiar tranquilamente del endeudamiento porque, por ejemplo, con el Fondo de Reparación histórica, no se hicieron la totalidad de las obras que estaban planeadas".

Te puede interesar