Sí, esto también se puede

Nacionales 11 de julio de 2016
Aldo Rico defendió su participación en el desfile militar de los festejos del Bicentenario. También se reivindicó carapintada y dijo no arrepentirse de nada.
rico

Tras la polémica por su participación en el desfile militar del Bicentenario de la Independencia, Aldo Rico aseguró, esta mañana, no haber sido invitado al acto y agregó que él no necesita ser convocado para desfilar, porque es “un hombre libre”. El ex carapintada celebró el reconocimiento a los veteranos de Malvinas, después de “tanto tiempo que no se desfilaba” y explicó que participó del acto por haber sido Jefe de comandos durante la guerra. Además, aclaró: “No soy un ex combatiente, porque combato siempre”.

Rico también justificó la polémica por su participación en las celebraciones, afirmando: “La forma en que me recibió el pueblo, molestó a muchos”. En tanto, aseguró que “hay otro espíritu” y que “la emoción de los ciudadanos (en el desfile) era realmente importante”. Así, coincidió en las apreciaciones con el presidente Macri, quien habló de “reencuentro” y “reconciliación” entre los argentinos.

Respecto a los dos alzamientos militares que lideró, durante el gobierno de Raúl Alfonsín, sostuvo: "Yo fui jefe de una sublevación, que es un delito militar”, y aclaró que nunca fue acusado ni condenado por alterar el orden constitucional: “ni Alfonsín me acusó de rebelión”, dijo. Por último aseguró no arrepentirse de nada y sentirse “orgulloso” de haber sido carapintada.

 

Te puede interesar