Más Angulo que Cabezas

A la cancha 15 de julio de 2016
El Xeneize perdió con Independiente del Valle en la Bombonera 3 a 2, con goles de Caicedo, Cabezas y Angulo. Pavón marcó para el local en dos oportunidades. Los ecuatorianos jugarán la Final ante Altético Nacional de Medellín.
indepte del valle2

Anoche Boca cayó 3 a 2, como local, frente al ecuatoriano Independiente del Valle y quedó eliminado de la Copa Libertadores, en semifinales. Caicedo, Cabezas y Angulo marcaron para los “Rayados”, mientras que Pavón anotó los dos goles para el xeneize.

Dos errores defensivos que se pagaron muy caro, un penal malogrado y la suerte esquiva en otras jugadas, fueron determinantes para que las ilusiones de Boca, aún intactas hasta el final del primer tiempo (finalizó 1-1), quedaran dilapidadas en escasos minutos, durante la segunda etapa.

Boca había arrancado bien la primera parte, llevándose puesto al rival. Y así, el gol sólo tardó 3 minutos en llegar: centro cruzado de Frank Fabra y toque corto de Pavón en el área chica. Con ese gol, Boca se aseguraba la clasificación a la Final, pero todavía faltaba mucho.

A los 24’, luego de una contra que tomó a Boca mal parado, Bryan Cabezas fabricó un córner que derivó en el gol de Caicedo, tras un flojo despeje del Cata Daniel Díaz. Con buen juego pero sobre todo, con contragolpes que lastimaban, Independiente igualó las cosas.

Sin embargo, faltando diez minutos para el final, Boca tuvo dos chances claras para ponerse arriba nuevamente: un disparo de Carlos Tévez fue sacado con esfuerzo por Azcona y un remate de Jara reventó el travesaño.

El segundo tiempo fue el principio del fin para el xeneize. Con la obligación de ir a buscar el gol que igualara el resultado global (en Ecuador había sido victoria de Independiente por 2 a 1), Boca descuidó su flanco derecho en defensa y Cabezas no perdonó. Tres minutos después, Insaurralde rechazó mal y Orión completó el error con una pifia, dejándole el gol servido a Julio Angulo que no lo desaprovechó. En seis minutos, Boca estaba 3-1 abajo y debía anotar cuatro goles, si quería llegar a la Final.

Con el penal que Azcona le atajó a Lodeiro a los 25 minutos, se fue la última esperanza que le quedaba a Boca de continuar en la Libertadores. Y así, el gol de Pavón para poner el 3-2 final, cuando ya no quedaba tiempo, fue simplemente anecdótico.

El humilde Independiente del Valle ahora jugará la Final ante Atlético Nacional de Medellín. Los colombianos son los favoritos, indudablemente. Sin embargo, nadie creía que los Rayados pudieran dejar en el camino nada menos que a River y a Boca.

Te puede interesar