No tendremos representante en taekwondo

A la cancha 24 de julio de 2016
El correntino Sebastián Crismanich, medalla de oro en los Juegos de Londres, no pudo clasificarse en el Preolímpico de Aguascalientes. Infructuosamente esperó una invitación de la Federación Internacional. Finalmente, anunció que dejó la actividad. El bonaerense Lucas Guzmán tampoco clasificó.
crimanich

Lamentablemente, el taekwondo argentino se quedó sin representantes para los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. De hecho, la noticia más resonante de la actividad –que se hizo reconocida hace cuatro años atrás– la protagonizó el correntino Sebastián Crismanich, campeón olímpico en Londres 2012, quien no pudo siquiera obtener la clasificación para la inminente máxima cita deportiva mundial.

En marzo pasado, en el Preolímpico de Aguascalientes (México), luego de sortear una prolongada inactividad por una fractura de tibia y peroné en el pie derecho, el correntino no pudo alcanzar su cometido y quedó trunca la ilusión. Una cerrada lucha con el dominicano Moisés Hernández, que se definió en punto de oro (2-3), le impidió a Crismanich ilusionarse con la posibilidad de abrazarse nuevamente con la gloria en los 80 kilos, tal como sucedió aquel 10 de agosto de 2012, cuando doblegó en la final al español Nicolás García Hemme.

Por otro lado, una de las mayores promesas del taekwondo local, el bonaerense Lucas Guzmán, tampoco obtuvo la clasificación. En diciembre pasado, el oriundo de Merlo había enfrentado al campeón mundial de los 58 kilos, el iraní Farzan Ashourzadeh Fallah, y cayó 5-8. Debió tomar una nueva chance de clasificación. Y en marzo pasado, Guzmán, de apenas 19 años, no pudo sorpresivamente con el ecuatoriano Leyner Congo (4-8) y quedó masticando bronca por haber perdido la segunda oportunidad de ingresar a Río de Janeiro 2016.

Te puede interesar