Salta también marchó por Belén

Salta 14 de agosto de 2016 Por Paola Vargas
El último viernes, en plazas de varias ciudades del país se realizó la marcha por la libertad de Belén, una joven tucumana que está presa desde hace dos años y ocho meses, acusada de provocarse un aborto y condenada por el delito de homicidio doblemente agravado por el vínculo y alevosía.
belen 1

Cuando el caso se hizo público, se conformó la Mesa para la Libertad de Belén, constituida por 40 organizaciones de mujeres, de Derechos Humanos, sociales, políticas y sindicales; fue desde esta Mesa que se lanzó la convocatoria para una concentración nacional “en todas las plazas del país”. Por lo tanto, se realizaron marchas en Jujuy, Salta, Santiago del Estero, Posadas, Rosario, Paraná, Córdoba, San Juan, San Luis, Mendoza, Santa Rosa, Neuquén, Río Grande y Buenos Aires.

En Salta, el punto de encuentro fue la plazoleta Cuatro Siglos, a las 17, y contó con la participación de Pan y Rosas, Mumalá, la Corriente Clasista y Combativa, Mujeres de Nuevo Encuentro, los Descamisados, el Partido Obrero y Patria Grande, entre otras.

El 21 de marzo de 2014, Belén siente dolores estomacales, motivo por el cual va al hospital Avellaneda de la ciudad de San Miguel de Tucumán, donde es internada en la guardia y es ahí donde sufre una hemorragia que le provoca un aborto espontáneo. Según su abogada, Soledad Deza, el diagnóstico es "aborto espontáneo incompleto sin complicaciones".

 Sin embargo, en ese momento empiezan una serie de acusaciones, que terminan llevándola a la cárcel.  "Su proceso penal estuvo plagado de irregularidades: violación del secreto profesional, torturas, contradicciones en el cuadro probatorio, una defensa técnica negligente y un Poder Judicial que, sin pruebas y apelando a prejuicios estereotipados de género, la condenó a 8 años de prisión por homicidio agravado por el vínculo", afirma la Mesa por la Libertad de Belén.

belen 2

¿Por qué el caso de Belén movilizó a tanta gente y organizaciones?

Porque Belén representa a todas las mujeres que se encuentran en situación de vulnerabilidad, y que son víctimas del sistema de salud, del judicial y también del mediático y no tienen ningún organismo que las apoye. Entonces deberán elegir entre correr riesgo de muerte o caer presas. Ése es el problema de la ilegalidad del aborto.

Belén está presa por este sistema patriarcal y, como consecuencia del sistema judicial, nunca contó con el principio de inocencia, sino que directamente se le encontró culpable sin tener pruebas contundentes. En el hospital también recibió maltrato y acusaciones.

De acuerdo con datos de 2015 del ministerio de Salud de la Nación, en el transcurso de un año, en Salta, unas 7200 mujeres son atendidas por aborto en hospitales, duplicando la media nacional. Y en nuestra provincia, rige el decreto 1170/12, en el que se menciona que  son necesarias la declaración jurada de violación y autorización judicial para interrumpir un embarazo.

 

 belen 3

Te puede interesar