Murió Joao Havelange

A la cancha 16 de agosto de 2016
A los 100 años de edad, murió hoy el brasileño Joao Havelange, ex presidente de la FIFA.
havelange

El ex presidente de la FIFA, Joao Havelange, murió hoy. El ex dirigente, involucrado en corrupción, estaba internado desde julio por neumonía, y desde hace tiempo sufría frecuentes problemas de salud, los que lo habían llevado al hospital al menos unas cinco veces desde 2012.

En 1998, Havelange pasó a retiro y su delfín, el suizo Joseph Blatter, ocupó la presidencia de la FIFA hasta que en 2015 fue suspendido por seis años, de toda actividad relacionada con el fútbol. En noviembre de 2011 Havelange tuvo que renunciar al Comité Olímpico Internacional (COI), que integró durante 48 años, para evitar su posible expulsión por denuncias de corrupción. También renunció como presidente honorario de la FIFA en 2013, después de que el comité de ética del organismo que rige el fútbol mundial concluyera que recibió sobornos durante su etapa al frente de la institución.

Havelange era investigado por sus lazos con la exagencia de marketing de la FIFA International Sport and Leisure (ISL), que declaró la quiebra en 2001 con deudas por unos 300 millones de dólares.

En el 2000, con 84 años, Havelange fue interrogado por el Congreso brasileño sobre denuncias por enriquecimiento ilícito, tráfico de armas y soborno.

Havelange, además, fue el primer gran enemigo público de Diego Maradona en su cruzada contra la FIFA. La primera escaramuza se remonta a 1986, cuando Maradona denunció junto a otros jugadores "la impiedad de la FIFA" de hacer jugar bajo el arrasador sol del mediodía en estadios de México durante el Mundial. La sangre no llegó al río y no hubo huelga de jugadores como se amenazaba antes de aquel torneo, que llevó al Diez a la cima del mundo como campeón y a un reinado que duró varios años.

Luego, en el Mundial de Italia 1990, Diego señaló a Havelange entre sus "enemigos íntimos" y se negó a darle la mano al recibir la medalla del segundo puesto, detrás de la Alemania campeona con un 1-0 de penal. "Tenemos orígenes distintos. La relación es imposible, por más que él (Havelange) diga que me quiere como a un hijo, como a un nieto, como a un bisnieto", ironizó en aquel entonces el capitán argentino.

Te puede interesar