Dolorosas denuncias de madres

Salta 19 de agosto de 2016 Por El Diablito
Dos casos que reflejan la crueldad con la que trata el sistema de salud pública a las personas con problemas de consumo de sustancias adictivas.
Hospital Ragone

Aunque no sea declarada por la legislatura provincial, la salud pública se encuentra en emergencia. La falta de camas, de celeridad en la atención, entre otras cosas, se hacen presente todos los días en cada hospital y centros de salud públicos. Las únicas víctimas de este cruel sistema: la gente humilde.

Esta vez, el tema fue puesto nuevamente sobre la mesa, tras la denuncia de madres de jóvenes con problemas de consumo de sustancias adictivas.

La primera denuncia expresa que, cuando un joven se acercó, debido a su estado crítico, al área de urgencias de diferentes centros de salud pública, se le negó la posibilidad de atención, argumentando que no había camas disponibles para la internación.

La mejor respuesta que se le dio fue en el Hospital del Milagro donde -según relata la madre– les dijeron que debían sacar turno y esperar la consulta, desestimando la urgencia de internación para una posible “desintoxicación” y, sobre todo, para tratar los síntomas de abstinencia que ya se comenzaban a manifestar.

Norma Santillán, miembro de "Madres de Lucha contra el Paco", asegura que llamó personalmente a autoridades del ministerio de Salud y que, en muchos casos, ni siquiera le atendían el teléfono.

Internación

Finalmente, recibió la llamada del Hospital Ragone que, como primera solución, le ofrecieron “tirar un colchoncito en el piso”. Al parecer, durante el transcurso de la jornada, dieron el alta a un paciente, liberando de esta manera una cama.

Mientras esperaban la internación en la puerta del Ragone, Santillán asegura que fueron más de 25 personas las que se fueron sin una respuesta. “Además, atienden atrás de una cortina. Es una vergüenza”, manifestó la madre.

Tratamiento o dopamiento

Durante estas jornadas también se produjo la denuncia de otra madre, esta vez de un paciente del Hospital Ragone, quien denuncia que mantienen a su hijo drogado.

“Le restringieron las visitas y yo no sé cómo está”, manifestó, preocupada, la madre. Al tiempo que añadió: “No quiere comer, y tampoco tiene fuerzas ni para levantar una cuchara”.

“Ya tuve un hijo que se ahorcó por esto –agregó- yo pido ayuda: que lo internen pero que no me lo maten, porque me lo están matando, acá”.

“No me dan solución, no sé a quién acudir. Ya enterré a uno y no quiero enterrar a otro”, concluyó la madre, con lágrimas en sus ojos.

Aquí el desgarrador audio

El Diablito

El Diablito del Cabildo es un portal digital de noticias de la provincia de Salta. Un proyecto construido desde la comunicación popular contrahegemónica.

Te puede interesar