Jóvenes con autismo en el ejército israelí

El Globo 19 de agosto de 2016
El ejército israelí recluta jóvenes con autismo para ocupar posiciones ligadas con inteligencia. Según el propio programa de reclutamiento “son capaces de detectar hasta el más mínimo detalle, imposible para la mayoría de la gente”.
israel

Los jóvenes en Israel saben que les espera, al acercarse a los 18, un deber cívico y legal: el servicio militar. Y la mayoría de ellos lo esperan con ansias. Tanto hombres como mujeres, independientemente de su condición socioeconómica o actividad, deben cumplir un tiempo de servicio al país (36 y 24 meses respectivamente), como miembros de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI).

Antiguamente, los jóvenes con autismo eran considerados “no aptos”. Sin embargo, hoy el Ejército de Israel cuenta con un programa para reclutar, entrenar y recibir jóvenes con autismo para labores "administrativas", muchas de ellas ligadas con inteligencia.

Roim Rachok, o "Mirando hacia adelante", es un programa diseñado para "entrenar adultos autistas en posiciones requeridas por las Fuerzas de Defensa de Israel y el mercado civil", según explican en su página web.

Está dirigido a "adultos jóvenes que quieran ser voluntarios en las FF.AA. o integrarse en el mercado laboral, en puestos donde tienen ventajas comparativas".

Los requisitos del programa

Los jóvenes deben tener entre 18 y 25 años y estar diagnosticados dentro del espectro de autismo (incluyendo Asperger y Trastorno Generalizado del Desarrollo).

Deben estar exentos del servicio militar y ser capaces de comunicarse sin necesitar compañía, además de saber leer y escribir en hebreo.

También es necesario que tengan conciencia del tiempo y puedan cumplir con fechas límite.

Unidad especial

Los seleccionados podrán ser parte de la exclusiva Unidad 9900: "La Unidad Especial de Inteligencia 9900 está dedicada a todo lo relacionado con geografía, incluyendo mapeo, interpretación de fotografías aéreas y satelitales e investigación espacial", explica la FDI a través de su blog.

Dentro de esta unidad hay una pequeña subunidad de soldados altamente calificados, que poseen extraordinarias capacidades visuales y analíticas. Son capaces de detectar hasta el más mínimo detalle, imposible para la mayoría de la gente.

"Lo único de este grupo de soldados de elite es que todos ellos están diagnosticados dentro del espectro de autismo", publica el blog.

Sin embargo para ser parte del selecto grupo, un postulante pasa por una serie de rigurosas pruebas y entrevistas para ser seleccionado.

Richmal Maybank, consultora en inserción en empleos de la Sociedad Nacional de Autismo de Reino Unido, asegura que “son gente muy honesta”, y que ellos “no ven razones para mentir, por lo que son muy confiables y leales. No sólo con sus pares, sino con el trabajo en sí, lo que es muy útil si piensas en trabajos confidenciales y cosas así", garantiza Maybank.

Te puede interesar