"A un paso de la concreción de un golpe de Estado"

La Patria Grande 29 de agosto de 2016
Tales fueron las palabras de Dilma Rousseff en su defensa ante el Senado, en la penúltima jornada del juicio político en su contra. Entre martes y miércoles se definirá su futuro.
Dilma Rousseff2

Ante la Cámara de Senadores, que decidirá el resultado del impeachment, la presidenta suspendida Dilma Rousseff advirtió: "Estamos a un paso de una grave ruptura institucional, estamos a un paso de la concreción de un verdadero golpe de Estado", y solicitó a los legisladores que voten "en contra" de su destitución para no avalar "la elección indirecta de un gobierno usurpador", en referencia al gobierno del exaliado Michel Temer.

"No puedo dejar de sentir en la boca el sabor amargo de la injusticia", lamentó la mandataria suspendida ante los senadores por la denuncia de "maquillaje" de las cuentas públicas, una práctica repetida por presidente anteriores pero que sirvió de base para conseguir el juicio político contra Dilma.

Acompañada por figuras como la del ex presidente Lula Da Silva y el músico Chico Buarque, Dilma se mostró fuerte, reiteró que es "inocente" y aseguró que su lucha no era por mantenerse en el poder sino "por la democracia, por la verdad, por la justicia. Lucho por el pueblo de mi país. Es por eso que resisto, al igual que en el pasado", afirmó quien fuera presa política durante la dictadura. "En el pasado las armas y hoy la retórica jurídica pretenden atentar contra la democracia", sentenció.

El Senado tiene previsto votar el martes o el miércoles si condena a Rousseff y la remueve de su puesto. Si es destituida, Temer continuaría oficialmente como líder de Brasil durante el resto del mandato, que se extiende hasta 2018.

Fuente: Página/12.

Te puede interesar