Inflación de egos

Nacionales 30 de agosto de 2016
El proceso inflacionario provocó un nuevo chispazo entre Hacienda y el Banco Central. Mientras para Prat Gay "la inflación ya no es un tema", para Sturzenegger, la desaceleración en la suba de precios no se ha consolidado aún.
prat gay3

El presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, se diferenció nuevamente del ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, en relación al diagnóstico sobre la inflación. Fue esta mañana, en la inauguración del 21° Simposio Internacional de Economía, en Tel Aviv, oportunidad en la que el titular del BCRA señaló que la caída de la inflación en un mes puntual, no debe llevar a sacar conclusiones apresuradas.

Las declaraciones de Sturzenegger tienen que ver con el anuncio de Prat-Gay de ayer, acerca de que el índice de precios al consumidor (IPC) arrojaría en agosto una suba “menor al 1%”, la más baja “de los últimos 10 años”. Este dato, llevó al ministro a asegurar que “la inflación ya no es un tema”.

“La significativa desaceleración que mostrará la inflación en agosto aún no provee los elementos suficientes, para que pueda concluirse que sea conveniente relajar la política monetaria que viene llevando adelante el Banco Central”, respondió el presidente del BCRA, desde Tel Aviv. Asismismo explicó: “Un proceso de desinflación persistente necesita de varios meses para consolidarse como tal”.

Por otra parte, Sturzenegger advirtió que el BCRA tiene limitada su capacidad para bajar las tasas “porque las expectativas de inflación para el año 2017 todavía se ubican por encima del rango deseable”. En este sentido, sostuvo que la entidad que preside seguirá ejecutando una “política contractiva”.

El objetivo del ministro Prat Gay es que la economía empiece a despegar en la última parte del año y arrancar 2017 con mejor humor social, teniendo en cuenta que es un año electoral. En esa línea, una política de créditos más “amigable” llevará al aumento del consumo.

Es necesario agregar que los cortocircuitos entre el jefe de Hacienda y el encargado de ejecutar la política monetaria, datan de enero, cuando el BCRA permitió una escalada del dólar que, desde Economía, consideraron “inoportuna” y que luego encareció demasiado el costo del dinero para contenerla.

Te puede interesar