"Si actúa la Justicia todo puede empeorar"

Los gordos y los otros 12 de septiembre de 2016
Roberto Fernández, secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) a nivel nacional, habló sobre el caos en la delegación de Salta y se mostró en claro desacuerdo con la metodología de los manifestantes.
Roberto-Fernández

"Esto lo deberíamos trabajar y discutir puertas adentro y no con estas actitudes", manifestó preocupado Roberto Fernández, secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) a nivel nacional, al ser consultado sobre la tensa situación que se vivió en calle San Luis al 500, en donde se encuentra la sede gremial en Salta.

Según contó la esposa de Omar Pereyra, ex secretario gremial, todo comenzó el viernes. Pereyra se presentó a hacer el reclamo por una mala liquidación en sus haberes y en ese momento habría sido patoteado por personas del propio gremio que responden a la anterior conducción.

Esto, junto con una seguidilla de decisiones que no beneficiaron a los trabajadores, produjo la explosión en el gremio, exigiendo la destitución inmediata de Jorge Flores, el actual secretario general de la UTA en Salta.

Dado el nivel de violencia en la que se desarrollaron los hechos, con amenazas de los propios trabajadores con prenderse fuego, el fiscal Córdoba Mazuranic dio intervención a la Policía, el GOPAR y Bomberos.

Sin un número preciso, se habla de alrededor de 20 personas que se encontrarían dentro de la sede, incluido el propio Flores, a quien le habrían negado la posibilidad de salir (privación ilegítima de la libertad / secuestro) y lo habrían incomunicado.

Sin embargo, se conoció que hasta el momento, no habrían realizado la correspondiente denuncia penal de manera formal. Situación que intranquiliza al secretario general a nivel nacional, quien se manifestó en contra de la medida: dijo que por el nivel de violencia, el accionar de la Justicia puede empeorar la situación y que no entiende cómo se llegó hasta este punto.

A esto, los trabajadores esgrimieron que, a nivel nacional, estaban al tanto de lo que sucedía en Salta; por lo menos, el secretario del interior, Guillermo Dietrich, pero que nunca se les dio una respuesta.

Interior de la UTA

Te puede interesar