Más de 70 mil mujeres en el Encuentro Nacional

Nacionales 09 de octubre de 2016 Por El Diablito
“No se llega a la prostitución por una decisión propia", "La violencia psicológica también te mata, te desmorona", "Frente a los femicidios hay un gran desamparo" y "Legalizar el aborto para evitar la muerte", fueron algunas de las expresiones que se reiteraron en los talleres y en la multitudinaria Marcha del XXXI Encuentro Nacional. Lamentablemente, la marcha concluyó con represión policial. Mujeres y periodistas heridos.
57f90e2d3bfe7

Dentro de un contexto en donde los femicidios, la violencia de género y las desigualdades aún se manifiestan, las mujeres argentinas salen a la calle a hacerse escuchar. Y la buena noticia es que cada vez son más y se escuchan con más fuerza.

En esta oportunidad, el Encuentro Nacional se desarrolló en la ciudad de Rosario, y como viene sucediendo los talleres desbordaron las aulas, los patios de los colegios y facultades. Debates profundos, con denuncias y crudos relatos en primera persona, experiencias sobre violencia y desatención, conductas patriarcales y conniventes, incumplimiento de leyes y proyectos que no prosperan, fueron algunas de las tantas cosas que supieron compartir las más de 70 mil mujeres en este Encuentro. Sí, se debe escribir con mayúscula.

 14642334_1695460130780549_4737147841938850437_n

0000190090

La Comisión organizadora dividió en más de 300 talleres a los 69 temas y/o problemáticas, que atraviesan a la mujer por su mera condición. En los mismos se reconoció que se vive en un contexto hostil para la mujer. “Una situación que se agrava -coincidían en las aulas- frente a la pobreza, porque las vuelve más vulnerables como víctimas de trata y explotación, de prostitución, de femicidios y de muerte o penalización por abortos clandestinos”.

Los debates que surgieron en los talleres revelaron el ímpetu de las mujeres, el empoderamiento para defender sus derechos y pelear contra la violencia de género y las injusticias, ya que muchas temáticas abarcaron problemas sociales, económicos, sindicales, políticos y culturales.

Cada uno de los 69 temas concitaron el interés de las mujeres. Sin embargo, los talleres de estrategias para el aborto; relaciones de pareja; violencia, abuso y maltrato; feminización de la pobreza; desocupación; organizaciones sindicales; trata y explotación sexual; anticoncepción y aborto; pueblos originarios y personas trans, fueron los que despertaron un especial interés, según señalaron las organizadoras.

La marcha

Entre la siesta y el incipiente atardecer, comenzó a aglutinarse una multitudinaria concentración en la plaza San Martín. Y, tras la organización y ubicación de cada sector, agrupación, organización y de cada mujer, se inició una imponente marcha, que recorrió varias calles del centro de la ciudad rosarina, para concluir en el histórico y emblemático Monumento a la Bandera.

violencia-de-genero-2283067w620

Orgullosas del trabajo realizado, las organizadoras subrayaron el "acuerdo histórico de la marcha unitaria”. “No es azaroso -aseguraron-. Hace meses venimos construyendo un espacio de debate amplio que busca arribar a consensos sólidos como éste. El Encuentro que estamos viviendo es enorme y se merece una marcha unitaria donde todas las voces y reclamos de las mujeres estén contenidas”.

muj5.jpg_1572130063

encuentro_de_mujeres_rosario_0

Todo no es rosa

Como era de esperarse, la Iglesia Católica perdió una nueva oportunidad de apoyar a las mujeres o, por lo menos, de quedarse en silencio. Esta vez, el espadachín de turno fue el arzobispo de Rosario, Eduardo Martín, quien se dirigió a las mujeres del Encuentro y esgrimió que "en los ovarios no hay ningún rosario", para retomar el lema que suele escucharse en las marchas, dirigido a la intromisión de la Iglesia Católica: "Saquen de nuestros ovarios sus rosarios", en clara referencia a la oposición eclesiástica a debatir la interrupción legal del embarazo.

Eduardo Martín calificó al Encuentro Nacional de Mujeres como "expresiones de intolerancia" ya que "el Rosario es una oración muy querida por el pueblo argentino y la gente lo va a seguir rezando".

Represión

Actores nefastos de la historia argentina son aquellos que, disfrazados de azul, levantan un palo o apuntan y disparan balas (de goma o de plomo) a quienes amenazan derrocar a aquellos con poder que les engordan el bolsillo a sus jefes. Y lo peor es que, desconociendo sus orígenes y su propia condición humana, lo hacen en nombre de una ridícula Justicia que solo representa y defiende los intereses de los poderosos.

Esta vez no podía ser diferente. La Policía reprimió a una parte de la multitudinaria movilización de mujeres cuando pasaban frente a la Catedral. Hubo personas heridas, entre ellas periodistas. Golpearon a un fotógrafo de la agencia de noticias de Télam, rompieron cámaras de fotos y golpean fuertemente a varios comunicadores que pretendían registrar la represión.

"Vi la agresión nomás, que le estaban haciendo a las mujeres y a la prensa para que no podamos sacar fotos ni filmar tampoco. Eso fue lo que sucedió: impedirnos la libertad de trabajo y mostrar la marcha. Tengo una bala en la cabeza, otra acá en el brazo derecho y en la cara. Son tres balas de goma", declaró José Granata, corresponsal de Télam.

muj14.jpg_824013402

muj12.jpg_1572130063

El Diablito

El Diablito del Cabildo es un portal digital de noticias de la provincia de Salta. Un proyecto construido desde la comunicación popular contrahegemónica.

Te puede interesar