El Gobierno Nacional censura a una radio salteña

Medios 11 de octubre de 2016 Por Mariana Romero *
Luego de una denuncia de FM ARIES y mediante una Resolución Oficial, el ENACOM intima a una radio comunitaria salteña a dejar de transmitir de manera “inmediata y definitiva” y al desmantelamiento de las instalaciones. Además se “inhabilita” por cinco años a la asociación civil que lleva adelante la radio para ser titular, socio o integrar un servicio de comunicación audiovisual.
IMG_20161010_183513349

Un nuevo desafío se suma a mi rutina de comunicador, y nada más ni nada menos que en la lucha frente a un acto de censura. Así es, censura de la pura (o más bien de la impura) la que vive hoy la emisora  FM Rosicler "La voz del Migrante", la cual es llevada adelante hace más de seis años, en su mayoría, por una colectividad de residentes bolivianos en Salta. Desde la frecuencia 91.3 de la ciudad de Salta, la radio transmite y comparte con vecinos y oyentes de diferentes barrios distintos formatos radiales, transitando cada una de las problemáticas que se viven a diario.

Nuestra radio la pensamos y la construimos desde un carácter social y comunitario, lo que evidentemente a muchos les incomoda. Desde sus inicios, su transmisión apunta a la diversidad cultural. Nuestro contenido es rico, con un amplio universo musical: reggae, hip hop, música latinoamericana, folclórica, entre otros tantos géneros que atraviesan nuestro día a día. También discutimos y junto a nuestros oyentes, ponemos en tensión las diferentes miradas en relación a la realidad social cotidiana, esa que duele, que golpea pero que existe y nos animamos a mostrar y difundir sin ninguna bandera política, sólo la del pueblo con total sinceridad y, hasta hoy, con total libertad.

Seguramente estos contenidos son los que les incomodan a los “poderosos”. Y buscan presionarnos y silenciarnos basándose en el poder que creen tener por sobre nuestros derechos y los de nuestros oyentes. Como lo hace FM ARIES 91.1, quien logra DIRECTAMENTE hacernos llegar la RESOLUCION N°6751- ENACOM/16, intimando al cese inmediato y definitivo de la programación y o el posterior desmantelamiento total de la emisora.

ENACOM

Esto sin argumento alguno y deja al descubierto un "convenio" entre los dueños del poder -los mismos de siempre- tratando así de excluir las voces de los pobres, los marginados, los vulnerados y, en nuestro caso, también los migrantes.

Por esto último, es que consideramos que también en este accionar existe un acto de discriminación hacia nosotros (como miembros de una colectividad boliviana) y hacia nuestros oyentes, aquéllos que históricamente fueron marginados de la posibilidad de expresarse, de sentirse representados por un medio que hable y luche por sus derechos, como lo hacemos a diario desde nuestro espacio.

Con este comunicado, buscamos ampararnos en leyes que nos protegen como comunicadores y como ciudadanos, como la Ley de Servicios Audiovisuales Nº 26.522, votada democráticamente y que hoy fue violentada por el Gobierno nacional desde su asunción, y que hoy nuevamente parecen desconocer, ignorar o peor aún, manipularla según sus propios intereses, vetando artículos que nos favorecen y agregando otros que nos perjudican. Al igual que nos amparamos en nuestros derechos de expresión y de información establecidos en Nuestra Constitución Nacional y en todos los pactos y acuerdos internacionales proclamados por la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Y también solicitamos la solidaridad de nuestros colegas periodistas y comunicadores; de las organizaciones sociales, aquéllas que como nosotros están junto al pueblo y a los que más lo necesitan; de las asociaciones civiles; de los organismos municipales, provinciales, nacionales e internacionales que defienden nuestros derechos; legisladores municipales, provinciales y nacionales; y la solidaridad de todo aquel ciudadano que reconozca, como nosotros, en esta resolución del ENACOM un acto de injusticia y vulneración de derechos.

Estamos en la búsqueda de avales y manifestaciones públicas que nos ayuden. Necesitamos que nos acompañen en esta pelea, necesitamos que nuestra voz, nuestra humilde voz, se escuche fuerte y claro.

Hoy, en esta lucha, nosotros representamos la voz de todos.

* Comunicadora popular.

Te puede interesar