Reconocer y valorar lo humano que hay en uno

Mirando pa' dentro 26 de enero de 2017 Por Alejandra Vittar
Quizás en este convulsionado tiempo histórico que nos toca vivir, podamos conectar con lo mejor de nosotros mismos y ser conscientes de que debemos hacer nuestro aporte a esa intención trascendente, repudiando toda forma de violencia y discriminación y actuando a favor del sentido de la vida.
humanismo

Muchas personas están mal, desesperanzadas, escépticas, se tratan mal, buscan y no saben lo que quieren. Pero si enfatizan en una dirección coherente, la cosa se puede poner interesante.

Vivimos en una sociedad técnicamente avanzada pero con una mentalidad muy medieval.

Cuando uno cotidianamente va haciendo acciones válidas y va en esa dirección la acción coherente trasciende lo cotidiano y genera un centro que nos impulsa por otros caminos.

El ser humano no es un animal, es otra cosa. Es muy inteligente, es capaz de diferir una respuesta y ese tiempo diferido es un abismo..... Por ejemplo, un animal, se asusta y sale corriendo. El ser humano es capaz de pensárselo, es capaz de representárselo y de dar una respuesta después. Ese abismo es muy importante.

Dentro del ser humano hay algo que no es animal. Esa característica lo impulsa desde hace mucho tiempo y esa intención esta pulsando, desde muy atrás...  Esa intención profunda ha hecho la historia que trasciende a individuos y sociedades. Viene de muy atrás, pero va muy hacia delante. Esa historia es una manera de explicar que hay una intención trascendente que se expresa en lo más profundo, hay una intención que va hacia algún lado y si no estuviese esa intención habría un problema para justificar la vida.

Hay una intención trascendente que busca expresarse y lo hace a través de nosotros. Nosotros somos la acumulación de miles de años, de conductas, de gestos, de expresiones.... Hay miles de códigos.

¿Qué sentido tiene la vida?

La historia tiene una dirección, un sentido y tratar de captarlo es tratar de trascender lo cotidiano, entrar en otra dimensión más poética. Conectar con Eso, lo HUMANO, es conectar con cosas más profundas. ¡Lo Humano es una cosa extraordinaria!!

Pero nadie se queda fascinado al ver a un ser humano. Los seres humanos tenemos “una chispa”, sin embargo no tenemos conciencia de nosotros mismos. Ser consciente de sí mismo es una cosa muy inspiradora.... ¡Darnos cuenta de que existimos! Pero parece que eso no da rédito, no da dinero ¿de qué sirve?....   Estamos en lo externo, ensoñando.

Síntesis extraída de “Algunos conceptos del pensador Silo” (Junio 2003).

Quizás en este convulsionado tiempo histórico que nos toca vivir, podamos conectar con lo mejor de nosotros mismos y ser conscientes de que debemos hacer nuestro aporte a esa intención trascendente, repudiando toda forma de violencia y discriminación y actuando a favor del sentido de la vida.

Te puede interesar