De Sierra Maestra al cerro San Bernardo…

El Diablito mete la cola 05 de marzo de 2017 Por El Diablito del Concejo
En la inauguración de las sesiones ordinarias del Concejo, el intendente sorprendió con una cita subversiva.
che

Era el final de la alocución. Sáenz ya había levantado el tono varias veces a lo largo del mensaje y, cada una de esas veces, había provocado el cerrado aplauso de los presentes (con excepciones, claro). Nada nuevo, tratándose de un discurso político. No obstante, en la mañana del miércoles también hubo lugar para la sorpresa. Fue cuando el intendente, quizás eufórico por los bombos, que ya traspasaban las paredes del recinto, exclamó: “La única lucha que se pierde es la que se abandona!”.

La frase, idealista, romántica, quijotesca… suena hermosa en un discurso político. Sin embargo, puede tener múltiples sentidos, dependiendo de lo que se entienda por ‘lucha’. Un bache puede ser difícil de arreglar, es cierto. Lograr que el Centro Cívico atienda de 8 a 20, es toda una conquista! Pero lucha, lo que se dice lucha…

La frase, en suma, queda un ‘tantito así’ de grande para un intendente, por más luchas que haya librado. Quizás por eso, en pleno recinto, la frase sorprendió a propios y a extraños: romeristas, macristas, radicales y peronistas quedaron desconcertados con lo que pareció un derrape del intendente; aunque también pudo ser un guiño para los concejales del PO, que brillaron por su ausencia.

 

Te puede interesar